Elige el traje de baño que mejor te sienta

El verano ya llegó y, como cada año, la oferta de bikinis para esta temporada es casi infinita: los hay en cualquier color, de todos los modelos, que sujeten más o que tapen menos. Los bañadores siguen de moda, y este verano también se pueden encontrar en todos los estilos y en miles de colores y formas como los tonos pastel, marineros, mil y un volantes, asimetricos y estilo safari. Tanta variedad puede resultar abrumadora y a veces no sabemos cómo elegir: ¿qué te parece hacerlo según cómo sea tu cuerpo? ¿Sabes elegir el bikini o bañador que mejor te sienta? Si no lo tienes claro, quiero ayudarte con una serie de consejos para saber cómo destacar tus puntos fuertes y dar con el mejor estilo para este verano.

 

Existen algunos trucos para destacar tus puntos fuertes. Si conoces bien tu cuerpo, podrás usar estos trucos para decidir qué tipo de bañador o bikini es el que mejor te sienta. ¿Tienes mucho o poco pecho? ¿cómo es tu espalda? ¿tienes la cintura marcada? ¿tus caderas son anchas? Saca partido de lo que ves en el espejo y trata de potenciarlo con tus prendas de baño.

 

Cuestión de pecho
El pecho es una de las partes de tu cuerpo que más destaca en verano, ya sea en bikini o en traje de baño. Si tienes poco pecho y lo quieres destacar, busca bikinis y bañadores con escote corazón y halter que lo realcen. El tirante fino te sentará bien, y las copas de foam (fijas o de quitar y poner) podrán ser de gran ayuda. Si tienes mucho pecho y prefieres disimularlo, descarta los bikinis de triángulo o los que no tienen tirantes. Busca partes de arriba que sean tipo sujetador: contorno y tirante ancho para una buena sujeción, aros, copas amplias o regulables. Prueba también con trajes de baño enteros que tengan aro o refuerzo bajo pecho. Trata de evitar colores claros en liso.

Con o sin cintura
Si eres de las que no tienes la cintura muy marcada sino más bien recta, prueba con dos piezas con volantes o adornos tanto en la parte de arriba como en la de abajo: así destaca la cadera y se estiliza la cintura. Si además de cintura tienes un poco de tripa que quieres disimular, prueba las braguitas con cintura alta o los bañadores de una pieza que estilizan la figura, a ser posible en tonos lisos y oscuros. Si por el contrario tienes una cintura marcada, aprovéchalo: a las cinturas de avispa les sienta bien cualquier bikini o bañador en colores lisos y estampados.

Toque de caderas
La cadera es otra parte de tu cuerpo que influye a la hora de elegir un bañador. Si tienes poca cadera y te gustaría destacarla, opta por un dos piezas que se anude a la cadera para aportar volumen, o que tenga adornos como flecos o flores. Si tienes una cadera ancha o un trasero respingón, olvídate de las braguitas culotte o altas: aunque te sientas más “tapada”, la tela no disimula sino que llama la atención. Es posible que no lo creas, pero en estos casos las braguitas pequeñas son tu mejor opción. También puedes optar por trajes de baño de una pieza, en colores lisos que estilicen tu figura.

Depende de la altura
Si eres una mujer menuda, te recomendamos que uses bañador entero con escote en V o pronunciado tanto por delante como por detrás, y a ser posible con corte alto en la pierna. Puedes usar colores claros, pero te recomendamos que sean en tonos lisos. Si eres más alta que la media, tu mejor opción es un bikini de dos piezas (o un triquini espectacular, si tu cuerpo te lo permite). Si tu cuerpo es más bien atlético y tu espalda es ancha, olvídate de bañadores deportivos y braguitas de talle bajo. Un buen aliado serán los culottes.

Deja a un lado los complejos y date cuenta de que, si una prenda te hace sentir guapa, segura o especial, lo estarás. Incluso aunque esa prenda no sea la más adecuada para tu figura.

Un abrazo enorme,

Alicia Domínguez.

ALICIA DOMÍNGUEZ

Asesora de Imagen y Estilista de Moda

DEJA TUS COMENTARIOS