La Boda de Alícia y Juanjo(1)

Ya estamos de nuevo por aquí… ya nos hemos casado, estamos de vuelta de nuestro viaje de novios a New York… y seguimos en nuestra Luna de miel diaria… según Juanjo yo vivo en una eterna luna de miel jajaja… y la verdad es que no me voy quejar ;) Tengo muchas ganas de contaros con el maximo de detalles como fue nuestro día y de como lo vivimos nosotros y toda la gente maravillosa que nos acompañó.

El 24 de Marzo de 2018 fue un día milagroso, no solo porque Juanjo pisara el altar :D sino porque salió el SOL después de un mes entero de lluvias sin parar e incluso el día antes, no paro de llover que estábamos de Preboda… Pues si, llego el día, que a veces con tanto preparativo e historias parece que no llega… pues si, llega el día y con el sol brillando… nos vamos a las 8:00h todas las mujeres de la familia a la peluquería VIKRO, donde me han cuidado la piel y el cabello un mes antes de la boda.

Una vez terminada yo, me fui corriendo a mi casa donde me esperaba María José, del salón de belleza Sandalo. La conocí dos días antes a la boda gracias a mi amiga Belén que es su esteticista y fue la que me puso las extensiones de pestañas. En un principio me iba a maquillar yo, pero como ella me encantó y me inspiró mucha confianza, le pregunté si tenía libre para maquillarme el sábado. Y así fue, a pesar de que maquillaba a una de mis invitadas, ella hizo el favor de maquillarme. Le dije lo que quería y me entendió perfectamente :)

Ya estaba lista, solo faltaba ponerme el vestido, aunque como estaban en casa mis dos sobrinas las vestimos antes que estaban más nerviosas que yo… me encantó vivir ese momento con ellas… ¡SON ÚNICAS! y hacernos las típicas fotos antes de salir…

A partir de aqui, ya todo fluyó… todo salió de modo muy natural y como más o menos teníamos planeado. Hasta el chofer, mi primo Manolo, llego a tiempo… jajaja Mientras iba hacia la capilla veia a los invitados llegando y ira precioso ese momento de calle real despacio con los damitos en el coche y mi hermano, junto a mi. No estaba nada nerviosa, es más, tenia unas ganas tremendas de disfrutar del momento, de ver a la gente y por supuesto al novio.

Y como no, mi hermana también pendiente de mi en todo momento… iba ideal, ya os enseñaré bien su look. Que sería de mi sin ellos…

La ceremonia fue muy emotiva, tal y como yo quería que fuese, cercana tanto por el sacerdote que nos casaba como de los participantes de las lecturas. La capilla de mi colegio (La Compañía de María) también aportaba ese encanto tan cercano que quería, y así fue, un no parar de llorar… que palabras más bonitas salieron por todos los lectores… solo es recordarlo y saltarseme las lagrimas una y otra vez…

Una vez acabada la ceremonia y echarnos mucho arroz…

salimos para la celebración de la misma en La bodega Luis Pérez en Jerez de la Frontera, donde me quite el velo y me puse una pamela espectacular donde comimos, brindamos y bailamos bajo el sol y un poco de fresco…

 Fue una boda tipo cóctel, libre, con buen vino, buena música y muy buena gente que nos demostraron en todo su momento su cariño.

Una boda se vive 3 veces, una al soñarla, otra al celebrarla y otra al recordarla…

Gracias de todo corazón a todos los que formaron parte de ella…

Para la próxima semana más y os cuento sobre el estilismo de las Invitadas Perfectas.

Ah! Y ¡RECORDAR! Qué este 21 de abril tenemos el Primer Evento Digital De Estilismo, belleza, bienestar y Emoción, esta semana os cuento cómo podéis acceder al evento ;)

Un abrazo enorme querida amiga u Pink Ladys!!!

Alicia Domínguez.

ALICIA DOMÍNGUEZ

Asesora de Imagen y Estilista de Moda

DEJA TUS COMENTARIOS